BALANCE DE BLANCOS – ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

BALANCE DE BLANCOS – IMPRESION DIGITAL : ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

WB-Ajuste

Realizar un correcto balance de blancos en nuestras fotografías es una de las actividades a las que menos tiempo destinamos en el momento de salir con nuestra cámara a practicar nuestra afición. Esto hace que, en muchas ocasiones, perdamos la oportunidad de revelar una buena fotografía, debido a que el equilibrio de colores de la imagen que hemos guardado en la tarjeta de nuestra cámara no es el correcto, y el resultado final desluzca lo que podría haber sido un éxito. Veamos cómo solucionar este problema. 

 Recordemos qué significa el concepto Balance de Blancos.

WB-Ajuste2Es un ajuste de la toma de luz de las modernas cámaras digitales que permite, partiendo de la intensidad de los colores básicos rojo, verde y azul (RGB) que conforman la iluminación de nuestra imagen, determinar si existen dominantes de color y ajustar el resultado para garantizar una correcta interpretación de los colores que se encuentran presentes en nuestro encuadre.

El ajuste de blancos se puede obtener de distintos modos:

– A través del equilibrio automático que viene pre configurado en el menú de nuestra cámara.

– Mediante el cálculo en modo automático que también pueden hacer nuestros equipos fotográficos.

– Ajustando y predefiniendo la temperatura de colores de manera manual en los diales de la montura. 

– Tomando como referencia otra fotografía realizada anteriormente.

Además existen accesorios que ayudan a lograr un balance adecuado, como son la tarjeta de grises, Expodisc, cartulinas e infinidad de artilugios caseros de lo más recurrentes.

Dependiendo de las condiciones de luz, modo de configuración de la toma en nuestras cámaras, filtros utilizados y un largo etcétera, una misma fotografía puede presentar aspectos de resultado muy diferentes.

Lo más habitual suele ser que utilicemos la opción WB en automático, de manera que deleguemos la responsabilidad de equilibrar las intensidades de color a nuestro equipo. Esto hace que el compromiso encontrado para la configuración de serie que viene instalada no siempre de con un resultado adecuado para nuestra fotografía, dejando una toma con colores poco naturales o mejor, poco fieles a lo que nuestra vista está apreciando en ese momento.

Es por esto conveniente que seamos nosotros, de manera voluntaria, los que ajustemos el equilibrio de colores y de blancos.

 ¿Cómo podemos controlar nosotros mismos el ajuste de blancos?

La forma tradicional usada habitualmente es la tarjeta gris. Consiste en una pequeña pieza de cartulina o cartón, como wb-grey-cardpuede ser un simple trozo de passepartout que siempre llevaremos en nuestro equipo. Esta cartulina de un color gris neutro va a permitirnos ajustar los blancos de nuestra toma de un modo sencillo.

Lo que haremos será colocar la cartulina en un lugar cualquiera del encuadre que hemos preparado o pediremos al modelo que la sujete y tomaremos una foto a la escena en la que aparezca dicha cartulina. Luego retiraremos la cartulina y repetiremos la imagen ya sin el objeto para conseguir la foto final que estamos buscando.

Es conveniente aquí recordar que para facilitar el trabajo de ajuste del balance de blancos durante las tareas de edición, es importante que el formato del archivo de la imagen sea RAW, de esa manera las posibilidades de revelado óptimo y de corrección de los colores serán prácticamente ilimitados, mientras que en un modo jpg no podríamos hacer amplias correcciones porque jpg es un modo ya cocinado por la configuración de la cámara.

El objeto de realizar una toma con la tarjeta gris colocada en la escena es muy simple, obtener un punto con un valor de gris neutro conocido y que al estar sometido a las condiciones de luz de la escena que vamos a fotografiar nos permitirá ajustar sobre ese punto el equilibrio de color correcto. Esto podríamos hacerlo sobre cualquier objeto que muestre un color más o menos neutro, pero, qué duda cabe, que si llevamos consigo algo que nos garantice ese valor neutral de manera absoluta, siempre conseguiremos mejores resultados.

¿Cómo procedemos para ajustar los colores?

wb-cuentagotas 

Una vez tomada las fotografías ¿de qué  manera procedemos? En principio el método es sencillo trabajando desde Light Room: Teniendo abierta la fotografía tomada en la que aparece nuestra tarjeta gris, vamos a la herramienta cuenta gotas que se encuentra bajo el menú de revelado dentro del bloque de los controladores de la temperatura de color. Con la herramienta seleccionada vamos hasta la imagen de nuestra tarjeta gris y hacemos click con el botón izquierdo del ratón. Inmediatamente comprobaremos que la temperatura de colores de toda la imagen se vuelve más natural. Lo que hemos hecho es fijar un punto neutro sobre el que equilibrar toda la gama de colores presente en la imagen.

 

 

Bien, pero ahora ¿cómo hacemos que la imagen que realmente queremos corregir incorpore los valores correctos del balance de blancos que hemos obtenido en nuestra toma con la tarjeta gris?

wb-sincronizarwb-sincronizar2Pues con mucha sencillez. Lo que haremos será pulsar shift en nuestro teclado y nos moveremos hasta donde se encuentre la nueva imagen a corregir en el visor de miniaturas inferior, la clicamos manteniendo la tecla shift pulsada y nos aparecerá a la derecha en la parte inferior de la columna de herramientas el botón “sincronizar”. Al pulsarlo se abrirá una ventana con un menú de opciones para sincronizar entre las dos fotografías seleccionadas. Como vamos a ajustar sólo los blancos lo que haremos será deseleccionar todas menos la de “Equilibrio de blancos” y acto seguido pulsaremos sincronizar. Con esto, en las dos fotografías se conseguirá corregir la temperatura de color hasta unos niveles naturales y fieles a los que vimos en el momento de sacar la foto.

wb-sincronizar3

Este sistema habitual se perfecciona con el uso de la ColorChecker Passport. Este utensilio consiste en un estuche en el que se pueden encontrar una serie de tarjetas de colores, tarjetas grises y de aplicación para ajustes creativos. Incluye además un software que se integra con Light Room y Camera RAW y permite obtener perfiles de color en base a los que poder ajustar las fotografías tomadas y lograr un balance adecuado en cada toma.

colorchecker

El funcionamiento de la ColorChecker Passport, lo mostraremos en la próxima entrada del blog.

 banner-fotos-en-lienzo

No se admiten más comentarios