FOTOGRAFÍAS NÍTIDAS

¿FOTOGRAFIAS NITIDAS. No consigues la nitidez que deseas?

Aquí van 5 consejos para conseguir mayor nitidez en tus fotos.

FOTOGRAFIAS NITIDAS 

Siempre nos preocupa mucho conseguir el máximo de nitidez en nuestras fotos, en algunos casos extremos se convierte en una obsesión, hasta el punto que hemos pensado que éste o aquél objetivos no eran buenos. Vendemos el objetivo a otro fotógrafo y vemos sus fotos y aparece la nitidez que nosotros no conseguíamos, entonces empezamos a pensar que lo que falla es la cámara. Probablemente no haya nada de eso y no sea más que algo más simple.

Toma nota de estas medidas para cuando vayas a realizar tus próximas fotos:

 

Nitidez-fotografica1. Tranquilízate y recupera el aliento.

Para lograr un buen resultado es fundamental estar tranquilo y con una respiración adecuada. Si estamos caminando, o subiendo una calle o montaña es posible que en el momento de querer realizar una toma estemos un poco sofocados. Ha llegado el momento de relajarse admirar el paisaje y retomar el ritmo de respiración y un pulso relajados.

 

2. Realiza dos o tres inspiraciones profundas.

Una vez que hemos recuperado el aliento, es bueno realizar un par de respiraciones profundas, sin llegar a hiperventilar, oxigenaremos la sangre y músculos y dispondremos nuestro cuerpo para el momento del disparo.

Puede parecer una tontería, pero estas dos respiraciones culminarán el proceso de recuperación que comentábamos anteriormente y ayudarán al cuerpo a estar relajado.

3. El disparo lo realizamos con todo el cuerpo.

No sólo se dispara con una mano o dos, como muchos piensan. El disparo se realiza con todo el cuerpo, así que es momento para situar nuestros pies en posición cómoda, las rodillas ligeramente flexionadas y con un pie más adelantado que el otro (el izquierdo).

4. El predisparo. Contener la respiración.

 

A continuación, realiza una inspiración una tercera parte del caudal habitual y aguanta la respiración mientras terminas de reencuadrar y ajustar definitivamente el punto de enfoque. Hecho esto, relájate y espera el momento adecuado.

Con una tercera parte de la inspiración realizada, puedes aguantar unos 10 ó 15 segundos sin problemas. No tendrás necesidad de inspirar o expirar y también se reducirá el nivel de movimiento en tu pulso. Estás listo para la última fase.

 

Nitidez-fotografica25. Dispara de manera suave, como sin intención de hacerlo.

La última parte es muy importante, es el momento de disparar. En lugar de realizar un golpe seco, que podría introducir movimiento antes o después del disparo, lo que debes hacer es incrementar ligeramente la intensidad de la presión hasta que se produzca el disparo. Es como si el disparo se produjese casi sin querer. De este modo, apenas moverás el cuerpo de la cámara y, por tanto, reducirás al mínimo imprescindible el movimiento en ésta.

Después, revisa la fotografía y haz un poco de zoom sobre la misma para determinar si el nivel de nitidez es aceptable y ha merecido la pena seguir todos estos pasos.

 

TRUCOS PARA APOYAR LA TÉCNICA

Truco 1.

Por supuesto contar con un buen trípode o mono pié es fundamental. Por otro lado puedes acudir al uso de disparadores a distancia que evitarán que el cuerpo de la cámara se mueva en el momento de disparar. Otra forma de conseguir fotos más nítidas, en especial en las exposiciones largas, es mediante la detención del espejo reflex antes de proceder al disparo. Accediendo al menú de configuración de la cámara podrás encontrar el modo de configurar que el espejo se detenga antes del disparo. En cada modelo se sigue un procedimiento distinto por lo que es conveniente que estudies ese menú.

Hasta que mecanices todos estos pasos, puedes repetirlos una y otra vez incluso sin encender la cámara. O bien encendiéndola y realizando fotografías de prueba que luego analices en el equipo.

Lo importante es automatizar todos los pasos. Luego te saldrán de forma natural, para mejorar tus resultados desde el primer minuto que uses la técnica. Pónla en práctica.

Truco 2.

Sujeta la cámara con firmeza, pero sin excesiva presión. La mano izquierda sujetará el cuerpo de la cámara, actuando como si se tratase de un trípode, mientras que la derecha se deslizará ligeramente sobre la cámara para acceder al disparador.

Además de las manos, será esencial que el codo izquierdo se sitúen en una posición cercana al tronco, de modo que proporcione mayor estabilidad a la cámara.

Por supuesto tener un trípode o monopié, o cualquier otro elemento que pueda ayudarte a reducir el movimiento, tus resultados lo agradecerán. Usar un disparador remoto o el temporizador del disparo también influyen mucho en el resultado final.

En algunos casos en los que la velocidad de disparo que se necesita es muy lenta, también puedes intentar a parar el espejo de la réflex antes de disparar. Esto se consigue accediendo al menú de configuración de la cámara. Dependiendo de los modelos tendrás que seguir unos pasos u otros más o menos sencillos. Los resultados son muy notables.

banner-fotos-en-lienzo

No se admiten más comentarios