¿VINILO REMOVIBLE O VINILO PERMANENTE?

¿VINILO REMOVIBLE O VINILO PERMANENTE?.

VINILO REMOVIBLE¿Cuándo se utiliza el Vinilo removible o  el permanente? ¿Cuál es más barato?

 

Regularmente nos hacemos esas preguntas cuando tenemos que decidir qué tipo de material usamos en los montajes con vinilo impreso.

Primeramente es conveniente aclarar que la diferencia fundamental entre los dos materiales está en la consistencia de su capa adhesiva. También es bueno detallar que existen vinilos no adhesivos, pero en este caso nos referimos exclusivamente a aquellos que pueden pegarse a distintas superficies, siempre que estas sean lisas y no porosas, gracias a su característica de ser autoadhesivos.

Como decimos, dependiendo de su consistencia adhesiva, estaremos frente a vinilos removibles (poco adhesivo) y vinilos permanentes (adhesivo fuerte). Los primeros se recomiendan en aquellos casos en los que se precisa producir una cartelería publicitaria promocional. Generalmente de corta duración. El vinilo removible nos permitirá acometer su retirada sin que los restos de adhesivo, habituales en vinilos de gran poder adhesivo, nos obliguen a realizar una limpieza posterior del soporte. Limpieza obligada, ya que si pretendiéramos sustituir el cartel con nuevos vinilos, los restos de adhesivo se presentarían como feos efectos visibles en el vinilo nuevo colocado, debido a que el vinilo adopta perfectamente la forma del soporte que lo contiene, y la más ligera marca puede notarse en la nueva capa montada del material.

Es por esto que los vinilos removibles se usan más en campañas publicitarias efímeras que pueden ser sustituidas con bastante asiduidad o cuando no queramos tener que acometer una labor de limpieza intensa tras su retirada.

El vinilo permanente se utiliza en montajes publicitarios que van perdurar por un largo plazo en su ubicación original. Es propio de ser usado en vallas publicitarias, o montajes definitivos en rótulos luminosos, o aquellos que pertenecen a la imagen corporativa de empresa, no susceptible de ser modificada en bastante tiempo.

VINILO REMOVIBLELos materiales que los soportan también influyen en la decisión final. Así materiales menos consistentes como la madera o el cartón, invitarán al uso de vinilos permanentes por su mayor adherencia. En los casos en los que se use materiales no porosos, como cristal, metacrilato, PVC, etc. el vinilo más recomendable será el removible.

En el origen de su producción, los vinilos removibles partieron como materiales más baratos que los permanentes. Su adhesivo era inferior que el permanente desde el punto de vista de duración, pero en la actualidad su mayor popularidad los han ido encareciendo paulatinamente, siendo, en el catálogo de materiales de muchos fabricantes, incluso más caro que el vinilo de adhesivo permanente.

En general, lo normal es que su coste sea muy similar con sólo algunos céntimos de diferencia en los precios.

También es conveniente recordar brevemente la existencia de los vinilos microperforados que ya tratamos en otro articulo de la sección de vinilos impresos. Sólo diremos en este artículo que su adhesivo es permanente, pero que al tratarse de un material perforado múltiplemente la presencia de los pequeños orificios compensa la mayor adherencia del material adhesivo, haciendo que en el despegado se comporte de manera más parecida al vinilo removible que al permanente.

Como remate final diremos que los adhesivos y los plásticos tienden a cristalizarse con el paso del tiempo, por lo que el adhesivo de los vinilos removibles, si se excede el plazo normal de un año en su retirada, puede adquirir efectos parecidos al del vinilo permanente, dejando restos de adhesivo en su retirada. Pero claro, cada cosa tiene su utilidad y siempre es bueno tomar una decisión meditada antes de usar uno u otro vinilo

Artículos Relacionados:

No se admiten más comentarios