Archivo Vectorial

ARCHIVO VECTORIAL

Frecuentemente, cuando tenemos que producir la impresión digital de un logotipo corporativo, nos encontramos con el problema de que la calidad del logotipo a utilizar no alcanza la calidad necesaria para que su impresión digital nos proporcione un reflejo fiel de la línea corporativa que el diseñador de la marca sugirió para la empresa que se lo encomendó, ¡qué hacer en ese caso?

vectorizar

De todos es sabido que la imagen corporativa representa un medio importante para conseguir que el público reconozca un producto con la simple visión del logotipo, incluso en aquellos casos en los que, debido a su larga implantación en el mercado, prescinden de textos explicativos de la línea productiva de la empresa que los posee.

Se sabe desde hace tiempo que es más eficaz una imagen que 1000 palabras, es por esto que a veces vemos a productos y empresas anunciados en medios o sobre eventos que poco o nada los relacionan. Lo importante es ser reconocidos entre los demás cuando, de manera casual nos enfrentemos a su elección frente a las otras marcas del mercado. Si tenemos que comprarnos una prenda y debemos elegirla entre una marca desconocida y aquella que constantemente vemos reflejada en los anuncios publicitarios, nuestro inconsciente nos llevará a elegir la que recordamos de haber visto alguna vez anunciada, aunque en el momento de verla no supiéramos a qué se dedicaban.  

Las campañas publicitarias en este caso, son tajantes, es más rentable que la acción publicitaria sea escandalosa a que sea dirigida al publico, virtualmente, consumidor habitual del producto. Recordemos en este caso, por poner un ejemplo, las campañas de la firma Benetton.

Pues bien aclarado esto ya nos cuesta menos comprender porqué los departamentos de Marketing de las empresas son tan celosos de no ver modificados en ningún sentido aquello que los identifica entre todos los competidores.

Lo importante es tener una marca claramente identificada y que sea reconocible en cualquier parte del mundo donde exista un posible consumidor.  

Si volvemos entonces al inicio del articulo comprendemos lo fatal que representaría para una marca, y aquí no hay distinciones entre grandes empresas y pequeñas, que su imagen corporativa se viera modificada en el medio que precisamente se busca para su proyección. Los colores, los trazos las formas, todo puede acabar siendo distorsionado porque pierda su resolución o los colores no se ajusten a su protocolo corporativo.

Una de las principales causas de que esto ocurra es debido a que a veces a la empresas de producción gráfica se les proporciona un archivo digital no adecuado para ser adaptado a los tamaños o medios en los que se pretende representar gráficamente.

Constituye un error la creencia de que todas las imágenes digitales informáticas pueden agrandarse sin ningún tipo de limitación. En anteriores noticias hemos explicado qué es la resolución gráfica por lo que ya sabemos que el número de píxeles de una imagen influye de manera determinante en ello. La solución entonces aparece con la vectorización.

Vectorizar un archivo gráfico digital consiste en dotarlo de información gráfica no en forma de píxel sino en forma de vectores, de manera que independientemente a su tamaño, éste guardará siempre las proporciones sobre las que fue creado. Así para conseguir representaciones gráficas a cualquier tamaño de los logotipos, textos o figuras corporativas es preciso que se aporte un modelo gráfico vectorial. Las principales aplicaciones gráficas vectoriales son Adobe Illustrator, Corel Draw o Freehand. Este último muy utilizado en el mundo de la impresión digital en Gran formato pero que se encuentra en claro retroceso por haber sido adquirida Macromedia, empresa que lo comercializaba, por Adobe que, como indicábamos anteriormente, comercializa Illustrator.

Técnicamente un archivo vectorial es un archivo que se realiza con curvas de Bézier, que son formadas por puntos de ancla y líneas editables.

Fuentes: Popart

Wikipedia

 

 

 

No se admiten más comentarios