POP ART – El arte pop

Andy Warhol

 

 

El Arte Pop (Pop Art, «Arte Popular») fue un movimiento artístico surgido a finales de los años 50 en Inglaterra y EEUU; sus características son el empleo de imágenes y temas tomados del mundo de la comunicación de masas aplicados a las artes visuales.

Subraya el valor iconográfico de la sociendad de consumo.

El término «Pop-Art» fue utilizado por primera vez por el crítico holandés Lawrence Alloway en 1958, al definir las obras de Richar Hamilton y Eduardo Paolozzi entre otros. Otro crítico, Lewis Gennig, puso énfasis en esta denominación hacia 1962 para definir el arte que algunos jóvenes estaban haciendo con el empleo de imágenes populares; de este modo quedó relegado el término Neo-Dada o neodadaismo para la entonces nueva corriente estética.

 

El arte pop es la manifestación plástica de una cultura (pop) caracterizada por la tecnología, el capitalismo, la moda y el consumismo, donde los objetos dejan de ser únicos para ser pensados como productos en serie. En este tipo de cultura también el arte deja de ser único y se convierte en una adicción. El máximo exponente del movimiento, Andy Warhol, afirmaba que «La razón por la que pinto de este modo es porque quiero ser una máquina«. También es simbólica la afirmación de Richard Hamilton con respecto a su deseo de que el arte fuera «efímero, popular, barato, producido en serie, joven, ingenioso«. Todas ellas serían cualidades equivalentes a las de la sociedad de consumo.

Richard Hamilton

 

Los orígenes del arte pop se encuentran en el dadaismo y su poca importancia puesta en el objeto de arte final. Sin embargo, el Arte Pop descarga de la obra de arte toda la filosofía anti-arte del Dadá y encuentra una vía para construir nuevos objetos a partir de imágenes tomadas de la vida cotidiana, al igual que Duchamp había hecho con sus ready-mades. En cuanto a las técnicas, también toma del dadaísmo el uso del collage y el fotomontaje.

 

Fuente: Wikipedia.

 

Popart Ché Guevara

 

Las tendencias modernas y las nuevas técnicas de impresión en máquinas de altísima resolución, están disparando el gusto del público por hacer un cuadro de imágenes fotográficas modificado con colores e imágenes propias del comic, la televisión, la vida cotidiana y el consumo.

Las potentes aplicaciones informáticas de las artes gráficas, permiten obtener resultados de altísima calidad, por lo que, virtualmente, es posible conseguir casi cualquier resultado sobre imágenes y dibujos, de todo tipo de categorías artísticas. Es sólo cuestión de gusto, habilidad o capricho en manos del diseñador o de la persona que se anime a ello. Emular a los grandes artistas ya no es difícil para crear tu propio popart

No se admiten más comentarios